Tarta de queso manchego, ¡un postre delicioso!

Es imposible negar que el queso manchego es un entrante y acompañante estupendo para todo tipo de manjares. Más, ¿sabías que también se puede usar para preparar postres? Estamos seguros que has oído hablar alguna vez de las tartas de queso, que, como bien sabrás, tiene un gusto cremoso que se deshace en la boca poco a poco. Pues bien, hoy vamos a enseñarte a darle un toque diferente con nuestra receta de tarta de queso manchego.

Los pasos para hacer una tarta de queso manchego

¿Estás listo/a para ponerte manos a la obra? Si alguna vez has hecho este postre, te resultará fácil. Pero, si es tu primera vez, descuida, porque es muy fácil de preparar.

Ingredientes

  • 300 gramos de queso manchego
  • 6 huevos medianos
  • ½ litro de nada líquida
  • 200 gramos de azúcar
  • Agua

Preparación de la tarta de queso manchego

Antes de empezar a hacer nada, precalienta el horno a 180º para que vaya cogiendo temperatura.

  1. Calienta un poco de agua, uno o dos vasos, y espera a que comience a hervir. Baja la temperatura y agrega 120 gramos de azúcar, removiendo de vez en cuando hasta que consigas un caramelo líquido de un tono dorado.
  2. Vierte el caramelo en un molde de tarta circular, dejándolo a un lado para más adelante.
  3. En un bol grande bate los huevos (tanto las yemas como las claras) con el resto del azúcar, hasta conseguir una mezcla blanquecina.
  4. Ralla el queso manchego y añádelo a la mezcla. Remueve e, inmediatamente, añade la nata. Con una batidora mezcla todo hasta que quede una pasta cremosa.
  5. Vierte la mezcla en el molde con el caramelo, utilizando una espátula para repartirlo todo muy bien.
  6. Ha llegado la hora de meterlo en el horno, por unos 30 minutos, hasta que veas que la parte superior tiene un tono amarillento.

Al sacarla, déjala enfriar por unos 15-20 minutos y desmolda. También se puede preparar al baño maría dentro del horno.

Una alternativa más suave: la tarta de queso manchego cremosa


Como bien sabrás, el queso manchego se distingue por tener una textura seca. Por lo que si quieres que tu tarta tenga una textura cremosa, te aconsejamos seguir esta receta.

Ingredientes

  • 500 gramos de queso cremoso Philadelphia
  • 250 gramos de nata para montar
  • 5 huevos medianos
  • 100 gramos de queso fresco
  • 80 gramos de queso manchego curado
  • 180 gramos de azúcar blanco
  • 5 gramos de harina
  • 1 base de masa quebrada fresca
  • Sal

Preparación de la tarta de queso manchego cremosa

Como ya te indicamos en la receta anterior, lo primero que debes hacer es precalentar el horno a 190º C.

  1. En un molde, de unos 26-30 cm engrasado con mantequilla o margarina pon la masa quebrada, pinchándola con un tenedor para que no se hinche.
  2. Cuando el horno haya alcanzado la temperatura, hornéala por unos 20 minutos.
  3. Lo siguiente que vamos a hacer es mezclar los ingredientes poco a poco. Lo primero será batir los 5 huevos con un poco de sal.
  4. Al haberlos batido, y asegurándote que no haya ni un solo grumo, agrega el queso cremoso y la nata montada, batiendo con unas varillas.
  5. Como resultado obtendrás una mezcla blanquecina, a la que añadirás el queso fresco junto con la harina y el azúcar blanco. Bate todo de nuevo.
  6. Por último, agrega el queso manchego y vuelve a batirlo todo. El resultado será una pasta con un poco de consistencia.
  7. Vierte la mezcla en la masa quebrada y hornea por 30 minutos a la misma temperatura. Si vemos que al pasar ese tiempo no se ha dorado la superficie, activa la función de gratinar por unos 4 minutos.

Al sacarla del horno te parecerá que la masa es muy blanda, pero no te preocupes, porque conseguirá espesor cuando se enfríe.

Una tarta de queso manchego rápida con la thermomix

¿Tienes una thermomix en casa? ¡Estupendo! Porque entonces vas a poder hacer este postre en unos sencillísimos pasos.

Ingredientes

  • 100 gramos de azúcar blanco
  • 150 gramos de queso manchego al gusto
  • 4 huevos medianos
  • 250 gramos de nata líquida
  • Caramelo líquido

Preparación de tarta de queso manchego thermomix

Como en las recetas anteriores, pon a precalentar el horno antes de empezar. En este caso, a 180º C.

  1. Unta un molde con caramelo líquido, el cuál vas a reservar para más adelante.
  2. En el vaso de la thermomix pon el azúcar y pulveriza por 10 segundos a velocidad progresiva de 7 a 9.
  3. Agrega el queso y tritura junto con el azúcar por 20 segundos a velocidad progresiva de 8 a 10, quedando como resultado una mezcla que parecerá polvo.
  4. Añade la nata y los huevos (sin batir) para mezclarlo todo por 30 segundos a velocidad 5.
  5. Vierte la mezcla en el molde, y hornéalo por 30-40 minutos a 180 grados hasta que veas que está bien cuajada.
  6. Importante; cuando la saques del horno, déjala enfriar por unos 15-20 minutos antes de desmoldar.